¿Por qué utilizar gafas de Realidad Virtual en tercera edad?

Desde hace ya varios años, se ha observado un incremento de la esperanza de vida[1], lo cual conlleva un aumento en la cantidad de adultos mayores y en las edades de los mismos.


Al mismo tiempo que se ha dado este incremento de la esperanza de vida, se ha producido un desarrollo tecnológico que no tiene precedentes en la historia[1]. Ser mayor, a comienzos del siglo XXI, supone envejecer en una sociedad de cambios acelerados e inesperados, y las personas mayores muchas veces no disponen de los recursos necesarios para adaptarse a situaciones que suponen nuevos valores y nuevas maneras de ver la realidad y actuar en ella[2].



Cuando pensamos en Realidad Virtual, pensamos en tecnología y cuando pensamos en tecnología, pensamos en gente joven. Sin embargo, el acceso a la innovación y a las nuevas tecnologías es esencial para evitar el distanciamiento generacional y que las personas mayores no se sientan desbancadas en el mundo actual[3],[4].


Es de vital importancia dotar a las personas mayores de recursos para desenvolverse en el mundo actual al mismo tiempo que promover un envejecimiento activo. En este sentido, la realidad virtual sumerge al usuario en un entorno alternativo y le da un sentido de presencia (sensación del usuario de encontrarse en el entorno virtual), lo cual hace que esté ganando interés como intervención para mejorar el bienestar de las personas mayores[5].


Y es que una de las muchas ventajas que otorga la Realidad Virtual es darnos acceso a escenarios que serían muy difícil, o incluso imposibles de conseguir mediante métodos convencionales[6], como viajar a la luna[7], estar dentro de una molécula[7] o viajar a otra época[8]. Además, se ha demostrado que las terapias realizadas mediante realidad virtual resaltan la motivación y el disfrute de los usuarios, ambos factores importantes para llevar a cabo una terapia exitosa[9].


De la misma manera, se ha comprobado que el uso de Realidad Virtual conlleva una gran cantidad de beneficios. En primer lugar, debido a que, al ponerse unas gafas de realidad virtual, deja de haber ningún aporte visual del entorno físico en el que se encuentra, nada interfiere con la experiencia de estar en un lugar diferente[10], por lo tanto, no hay distracciones, lo que se ha comprobado que conlleva un mayor rendimiento en la atención visual[11].


Gracias a que esta tecnología ofrece la posibilidad de viajar a otros lugares[5], las personas mayores tienen la posibilidad de viajar a sus ciudades/pueblos natales o a otros lugares que les puedan resultar significativos. Es por esto por lo que se ha visto que el uso regular de gafas de realidad virtual estimula la memoria autobiográfica[13] y la memoria episódica[12].


Asimismo, el ver vídeos de relajación de una manera más inmersiva, viajar por el mundo, vivir diversos eventos culturales o estar en lugares en los que los usuarios han estado anteriormente, mejora la salud general percibida y el bienestar social percibido al mismo tiempo que la persona se siente más relajada[5].


Éstos son solo algunos de los aspectos que hemos ido comprobando los últimos años, pero, ¿qué opinan ellos respecto a esta herramienta? Los adultos mayores que han tenido contacto con la realidad virtual afirman que se sienten seguros utilizándola[13], además, refieren sentir mejoras en la memoria[14]. Es por esto por lo que muchos de ellos repetirían la experiencia y recomiendan su uso a familiares y amigos[5].


En definitiva, y volviendo a la pregunta que da título a este artículo, ¿por qué utilizar gafas de realidad virtual en tercera edad? Porque, como bien sabemos, un entorno rico en estímulos y en posibilidades, proporciona un estilo de vida saludable y en la tercera edad es fuente de satisfacción y calidad de vida.


Porque, tal y como hemos visto, el incluir las nuevas tecnologías en el día a día de las personas mayores no sólo tiene beneficios en aspectos cognitivos y emocionales, sino que además los hace partícipes de la sociedad actual.


Y, porque, dentro de las nuevas tecnologías, las gafas de realidad virtual en concreto, son una herramienta con muchísimas posibilidades entre los adultos mayores, que además resulta interesante y favorece la adherencia al tratamiento, al mismo tiempo que ofrece estímulos y experiencias que no podrían darse de otra forma.

Referencias

  1. Sánchez, D., Eizmendi, G., Azkoitia, J.M. (2006). Envejecimiento y nuevas tecnologías. Revista española de geriatría gerontológica, 41(2): 57-65.

  2. Limón, M.R., Ortega, M.C. (2011). Envejecimiento activo y mejora de la calidad de vida en adultos mayores. Revista de psicología y educación (6): 225-238.

  3. Sánchez, D., Eizmendi, G., Azkoitia, J.M. (2006). Envejecimiento y nuevas tecnologías. Revista Española de Geriatría y Gerontología 41(2): 57-65.

  4. Aldana, G., García, L., Jacobo, A. (2012). Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) como alternativa para la estimulación de los procesos cognitivos en la vejez. CPU-e, Revista de Investigación Educativa, 14. Recuperado de: http://www.uv.mx/cpue/num14/practica/aldana_garcia_mata_tic_vejez.html

  5. Lin, C. X.,Lee, C., Lally, D., & Coughlin, J. F. (2018). Impact of Virtual Reality (VR) Experience on Older Adults’ Well-Being. Lecture Notes in Computer Science, 89–100. doi:10.1007/978-3-319-92037-5_8 

  6. Díaz, E., Flórez, J. (2018). Realidad virtual y demencia. Revista de Neurología 66(10): 344-352.

  7. Greenwald, S., Kulik, A., Kunert, A., Beck, S., Frohlich, B., Cobb, S., Parsons, S., Newbutt, N., Gouveia, C., Cook, C., Snyder, A., Payne, S., Holland, J., Buessing, S., Fields, G., Corning, W., Lee, V., Xia, L. & Maes, P. (2017) Technology and applications for collaborative learning in virtual reality. International Conference on Computer Supported Collaborative Learning (CSCL): 719-726 Recuperado de: http://eprints.uwe.ac.uk/32215

  8. Benoit, M., Guerchouche, R., Petit, P. D., Chapoulie, E., Manera, V., Chaurasia, G., Drettakis, G., & Robert, P. (2015). Is it possible to use highly realistic virtual reality in the elderly? A feasibility study with image-based rendering. Neuropsychiatric disease and treatment11, 557-563. Doi: 10.2147/NDT.S73179

  9. Larson, E.B., Feigon, M., Gagliardo, P., Dvorkin, A.Y. (2014). Virtual reality and cognitive rehabilitation: A review of current outcome research. NeuroRehabilitation, 34: 759-772. doi: 10.3233/nre-141078

  10. Trepagnier, C.G., (1999). Virtual environments for the investigation and rehabilitation of cognitive and perceptual impairments. NeuroRehabilitation, 12: 63-72.

  11. Cipriani, G., Bianchetti, A., Trabucchi, M. (2006). Outcomes of a computer-based cognitive rehabilitation program on Alzheimer’s disease patients compared with those on patients affected by mild cognitive impairment. Archives of Gerontoloy and Geriatrics, 43(3): 327-335. doi: 10.1016/j.archger.2005.12.003

  12. Schöne, B., Wessels, M., & Gruber, T. (2017). Experiences in Virtual Reality: a Window to Autobiographical Memory. Current Psychology.doi:10.1007/s12144-017-9648-y 

  13. Benoit, M., Guerchouche, R., Petit, P.D., Chapoulie, E., Manera, V., Chaurasia, G., Drettakis, G., Robert, P. (2015). Is it possible to use highly realistic virtual reality in the elderly? A feasibility study with image-based rendering. Neuropsychiatric Disease and Treatment, 557-563. doi: 10.2147/ndt.s73179

  14. Man, D.W.K., Chung, J.C.C., Lee, G.Y.Y. (2011). Evaluation of a virtual reality-based memory training programme for Hong Kong Chinese older adults with questionable dementia: a pilot study. International Journal of Geriatric Psychiatry, 27(5): 513-520. doi: 10.1002/gps.2746